0

Los sacrificios aztecas

Durante la llegada de los españoles al México antiguo, sin duda existieron muchas tradiciones y costumbres que llamaron la atención de los conquistadores, sin embargo cabe destacar que una de las más llamativas e interesantes hasta la fecha son los sacrificios humanos que se practicaban durante aquella época y por ellos aquí les traigo algunos datos curiosos de esta práctica.

1) El verbo “sacrificar” proviene de la etimología del latín que significa “hacer sagrado” y consiste en quitarle la vida a algún ser humano o animal para ofrecerlo a una deidad.

2) Durante las guerras, los soldados trataban de capturar a sus enemigos para volverlos sacrificios realizando complicados rituales en los que se obligaba a desfilar al guerrero capturado, para posteriormente ascender a una pirámide donde se colocaba sobre una piedra y se le extirpaba el corazón.

Guerrero azteca

Guerrero azteca

3) El sacrificio humano no es exclusivo de Mesoamérica, este también existió en otras culturas tales como el Cercano Oriente, China, Grecia, África, entre otras e incluso se sabe que los faraones del antiguo Egipto solían sacrificar prisioneros de guerra y algunos otras de puestos más altos eran enterrados junto con sus familias y seguidores, e incluso en el antiguo testamento se menciona el sacrificios de niños.

Craneo humano

Craneo humano

4)  Han surgido escritos que alegan invalides de las fuentes documentales del siglo XVI y XVII cuyos autores intentan minimizar o incluso negar la existencia del sacrificio en el México antiguo, mencionándonos que este es producto de las obras tergiversadas que los españoles atribuyeron a los nativos para justificar la conquista, esto es debido a que España debía justificarse ante las otras monarquías el derecho otorgado por el papa para adjudicarse dichas tierras.

Sacrificio humano azteca

Sacrificio humano azteca

5) Por otro lado, algunas evidencias de que si existió el sacrificio humano en  Tenochtitlan se encuentra el Techcatl o piedras donde se realizaban los rituales y los cuchillos de sacrificio los cuales estaban especialmente diseñados para perforar la piel de los hombres dados como sacrificio.

Cuchillo de sacrificio azteca

Cuchillo de sacrificio azteca

6) Considerados los restos inhumadas de algunas personas halladas en las ruinas del Templo mayor y edificios cercanos tenemos 126 cuerpos de personas que fueron sacrificadas, entre ellos 43 niños, 47 cabezas de adultos, otro grupo de 3 cráneos con perforaciones en los temporales y por ultimo 33 mascaras-cráneo.

Máscara cráneo.

Máscara cráneo. FOTO: Néstor Santiago. Cortesía Proyecto Templo Mayor/INAH

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *