0

La leyenda de la Malinche

Como muchos de ustedes sabrán Doña Marina mejor conocida como la Malinche fue entregada como esclava a Hernán Cortes por un cacique Maya de Tabasco el cual la recibió durante su infancia de la misma manera y la cual sirvió más tarde enseñando a los españoles las costumbre sociales, militares e interpretando la lengua de los nativos a Cortes quien se percató su gran habilidad e inicio a ganarse su confianza y dejándonos la siguiente historia que se titula “La leyenda de la Malinche”

La leyenda de la Malinche

La leyenda de la Malinche

Todo comenzó una tarde muy calurosa cuando Doña Marina se encontraba muy cerca de la laguna de Acuitlapilco y pidió a su amo Hernán Cortés autorización para salir a bañarse en ella y siéndole concedido el permiso, con el propósito de mantenerla de su lado, conservándola contenta, evitando que lo traicionara y perdiera los conocimientos que esta le aportaba constantemente.

A si Doña Marina salió del campamento donde se mantenía, acompañada por cuatro esclavas que la siguieron por todo el camino hasta su destino, donde se desnudó dejando su ropa en la orilla y comenzando a bañarse sin percatarse de que del otro lado de la laguna se encontraban los Xiloxoxtla quienes vivían en el lugar y la observaban asombrados por su belleza, confundiéndola con una diosa a la que se aproximaron para pedirle que desencantara a la montaña Matlalcuéyatl la cual se creía se trataba de un antiguo guerrero que fue transformado en volcán junto a su amada e insistiendo que los ayudara.

Marina se iniciaba a asustar por lo sucedido, los habitantes de aquel sitio se iniciaban a juntar y entre ella exclamo para sí misma ¡Malinche! ¡Malinche! Iniciando a correr tan rápido como sus pies le permitieron para huir del lugar mientras aquellas personas la seguían y Hernán Cortés enviaba a sus hombres para prestarle ayuda quienes al final de esta aventura terminando por bautizar aquella hermosa montaña con el nombre de “La malinche” en honor a Doña Marina.

Hoy en día sabemos que entre otros nombres que se conoció a la Malinche se encuentran Ténepatl, Malinalli, Malintzin y quedando al final como Doña Marina, pero cuéntanos ¿Qué nombre te gusta más para aquel volcán? Matlalcuéyatl o Malinche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *