1

La leyenda de los volcanes

La leyenda de Iztaccíhuatl y Popocatépetl es una de las más conocidas y relatadas en la ciudad de México así como en el resto de sus estados los cuales recuerdan este relato mientras observan al volcán Popocatépetl mientras arroja grandes llamaradas o exhalaciones de cenizas, manteniéndose al lado del volcán de la mujer dormida por siempre.

Todo comenzó cuando los antiguos aztecas dominaban el valle de México exigiendo tributo a los caciques de los pueblos vecinos los cuales fueron sometidos y obligados a entregar tributo compuestas de maíz, frijol, amaranto, chía, mantas y telas, copal, liquidámbar, sal, trajes militares, productos que se elaboraban en la región, y contribuir con hombres para la guerra, motivo por el cual el cacique tlaxcalteca inicio a planear la forma para liberarse del imperio Mexica enviando a sus guerreros a combatir éntrelos que se encontraba Popocatépetl el cual mantenía un amor con la princesa Iztaccíhuatl a la que pidió en matrimonio antes de partir, acordando con su padre su unión de volver vencedor.

Volcanes

Volcanes

Popocatépetl partió y peleo valientemente en numerosas batallas sobreviviendo a cada una, como si los dioses lo acompañaran y se mantuvieran protegiéndolo mientras él pensaba en cada una de ellas que al volver a casa Iztaccíhuatl se volvería su esposa y manteniéndose en pie incluso en los peores momentos sin sospechar que mientras tanto uno de sus rivales miraba con celos el amor del guerrero e Iztaccíhuatl tramando un plan para separarlos, engañando a Iztaccíhuatl diciéndole que Popocatépetl había muerto en una sangrienta batalla e iniciando a consolarla mientras la seducía y le pedía que se casara con él, iniciando una vida con el hombre que le mintió.

Pronto volvieron los guerreros a la ciudad, recibidos con un gran festín, orgullosos por sus grandes hazañas, heroico coraje y donde Iztaccíhuatl pudo contemplar a Popocatépetl vivo, provocando que saliera corriendo avergonzada por haber caído en las mentiras de otro hombre y haber terminado casada con él, llegando hasta un lugar solitario donde tomo unas hiervas y preparo una infusión que bebió haciéndola dormir por siempre mientras Popocatépetl era humillado públicamente por su marido iniciando una batalla que duro horas y horas hasta que Popocatépetl salió vencedor dejando a su rival mal herido y buscando a Iztaccíhuatl a quien encontró recostada sin vida.

Se cuenta que en ese momento Popocatépetl tomo a Iztaccíhuatl llevándola hasta la cima de una montaña donde la recostó y encendiendo una antorcha subió a la montaña de junto hincándose para cuidando a su amada eternamente y siendo el momento tan emotivo que conmovió a los dioses honrando su amor transformándolos en el volcán de la mujer dormida cuidado eternamente por el volcán Popocatépetl que ardera por siempre como su amor. En cuanto al rival de Popocatépetl se dice que fue a morir muy cerca de su tierra donde fue transformado de igual manera en un volcán mejor conocido como el Pico de Orizaba y se encuentra vigilando el amor de Iztaccíhuatl y Popocatépetl a los cuales nunca lograra separar.

One Comment

  1. El Ixtlacihuatl traza la figura yacente de una mujer dormida bajo el Sol. El Popocatepetl flamea en los siglos como una apocaliptica vision; y estos dos volcanes solemnes tienen una historia de amor, digna de ser cantada en las compilaciones de una extraordinaria cancion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *