0

La leyenda del maíz

Cuenta la leyenda que antes de la llegada de Quetzalcóatl los aztecas solamente se alimentaban con las raíces que lograban extraer de la tierra y la carne de algunos pocos animales a los que lograban capturar, lo que en muchas ocasiones les trajo desnutrición y padecer de hambre.

La leyenda del maíz

La leyenda del maíz

En aquel entonces aun no contaban con el maíz, alimento muy nutritivo que les ayudaría a tener una mejor dieta y por consecuencia tener mayor energía para sus labores diaria, el cual hasta ese momento se encontraba oculto detrás delas montañas que se hallaban en el horizonte.

Los dioses en búsqueda de ayudar a su pueblo en diversas ocasiones trataron de mover las montañas con su descomunal fuerza, sin embargo esta no les fueron suficientes para realizar tal labor, por lo que los aztecas fueron a visitar a Quetzalcóatl para plantearle su problema y solicitar su ayuda con tal labor.

Quetzalcóatl acepto ayudarles y una vez que se encontró en lugar de mal gastar sus energías en tratar de separar las montañas decidió utilizar su inteligencia e inicio a pensar cual sería la mejor forma para obtener el alimento para ayudar a su pueblo por lo que con sus poderes se transformó en una hormiga negra que partió hacia las montañas en compañía de una hormiga roja como su guía. El trayecto fue muy largo, estuvo lleno de dificultades y retos en ocasiones pequeños, pero en otros momentos monumentales, que debió afrontar para lograr alcanzar su meta.

Quetzalcóatl tardo en cruzar el camino, pero finalmente llego hasta el lugar en donde se encontraba el maíz, por lo que tomo uno de los granos con sus mandíbulas y volvió junto con los aztecas a quienes les entrego el diminuto grano que trajo desde aquel lugar.

 

Los aztecas tomaron el grano y lo plantaron, por lo que en poco tiempo obtuvieron una pequeña planta del cual obtuvieron el maíz que a partir de ese momento se transformó en una de sus principales fuentes de alimentación, que los volvió cada día más fuertes, ayudándolos a construir una enorme ciudad, llena de palacios y templos y con el tiempo transformándose en una de sus principales fuentes de riqueza, en cuanto a Quetzalcóatl fue venerado por todo el pueblo azteca y considerado el dios amigo de ellos pues fue quien ayudo a traer el maíz asta ellos y con él la grandeza para su pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *