El diablo en la discoteca

El diablo en la discoteca. Leyendas de Baja California

Hola mis queridos lectores como de costumbre es muy grato traerles una nueva leyenda, llamada “El diablo en la discoteca” la cual tuvo lugar allá por los años 60´s en Mexicali actual capital del estado de Baja California cuando muchas personas iniciaron a contar que en uno de tantos bares de la ciudad se apareció el mismísimo demonio causando miedo y pánico entre los habitantes y clientes de estos establecimientos.

Todo inicio en una de tantas calles de la ciudad donde en aquel entonces se encontraban ubicados los antros más populares y prestigiosos que cualquiera pudiera pagar. En esa zona era común encontrar jóvenes alocados que buscaban conocer gente nueva y divertirse toda la noche sin parar, bailando y pasando un rato agradable con todos sus amigos.

Esa noche todo trascurría normal en uno de estos lugares, los clientes se divertían, las pistas de baile estaban a reventar y el ambiente era mejor que perfecto para conocer gente, cuando de pronto un chico llego corriendo completamente pálido, pidiendo ayuda y con una sola mirada llena de terror advirtió a todos mundo que algo malo estaba sucediendo en el bar de al lado. En ese momento muchos chicos decidieron salir del lugar sin preguntar nada para volver a casa, mientras que otros, los más curiosos, decidieron permanecer en el sitio y preguntarle al joven que había sucedido en aquel antro a lo que él les contó:

Yo y mis amigos llegamos al bar desde el inicio de la noche. Nos divertimos durante horas bailando y bebiendo sin parar. En eso un chico bien parecido entro al lugar, vestía muy elegante, era de piel blanca, ojos color verde y un porte que a simple vista impresionaba y captaba la atención de todas las chicas, aun así nada parecía fuera de lo común, el recorrió el lugar y después de dar una vuelta miro detenidamente a una hermosa mujer a la que le pidió muy cortésmente que bailara a su lado.

Ella acepto y estuvieron juntos el resto de la noche hasta que  nos percatamos de que el ambiente del lugar inicio a tornarse más y más sofocante como si nos oprimieran por dentro sin permitirnos respirar, entonces de la nada inicio a gritar aquella chica con gran desesperación diciendo “No me hagas daño, no me hagas daño” y el chico con el bailaba comenzó a agitarse violentamente dejando envolviéndose en una cortina de humo de la cual emergió un horrible ser con cabeza de cabra, cuerpo de hombre y una garras tan largas que podrían haber partido de un tajo cualquier cosa que se pusiera frente a ellas. Todo mundo salió corriendo, en cuanto a la chica no sé qué haya  ocurrido con ella.

Podrá haber sido solo una fantasía este relato, pero la verdad que circula a su alrededor fue que durante muchos años nadie se atrevió a salir a esta clase de lugares.

También es importantes decir que la leyenda de “El diablo en la discoteca” es relatada en otros países que dicen haber tenido acontecimientos muy similares.

El diablo en la discoteca en vídeo